sábado, 19 de junio de 2010

Reconciliación

 Tu mirada en un 
segundo prolongado
de preguntas sin respuesta.
El alma esquiva 
y la palabra muda,
que vuelve gris 
este juego azulado.
Míranos: uno libre; 

otro, atrapado.
La presencia dulce 
de tu voz perdida;
el hallazgo hambriento 
de mi piel fundida.
Calla la verdad.
Grita la herida.
Se dispersan los deseos
en la yema de tus dedos…
más te miro… más me miras…
Quiebra el tallo 

y haz néctar la savia 
de esta rama erguida,
borracha de amor y de caricias.
Tu mirada en un segundo 
prolongado de susurros 
enredados en mi pelo.
Calla el mundo.
Grita el fuego 
de tus labios llenos.

1 comentario:

  1. "Calla el mundo.
    Grita el fuego de tus labios llenos"
    Será "Reconciliación" o conquista?
    Que eloquente y grandioso.
    Um saludo

    ResponderEliminar