lunes, 14 de noviembre de 2016

Bodegón




Sobre mi cuerpo desnudo se conjugan manjares prohibidos: naranjas dulces al paladar y fruta de la pasión para tus labios. Tanta voracidad no deja nunca germinar semillas en mi vientre. Entonces, a escondidas, me alimento de las uvas de la ira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario