lunes, 8 de enero de 2018

Si me buscas




Recoges las frases desprendidas de mis dedos, cuando el suspiro que las dejó caer se desvanece.
No sabes que antes de ser hojas de este jardín fueron versos, y besos, y el misterio de quien soy.
Me intuyes en las letras enredadas del silencio, antes de que griten mi secreto, el que sueñas deshacer en mi boca y en mis manos.
Invisible me sujetas en el aire, a destiempo de lugares y relojes, de candados y de llaves despojada.
Te anhelo así, hambriento de mi ser infinito, en la sombra que proyectas al leerme, en la repentina luz de tu sonrisa, que sin ver mis ojos ya sabe desnudarme el alma. 
Huye, pues hoy siembro para ti palabras. Cierra la verja al salir, que intangible es la tentación, y siempre es más lo que murmura tu deseo. Y la explosión incesante de mis pensamientos, esa, nunca es menos. 



1 comentario: