sábado, 17 de agosto de 2019

Confusión





La nueva concesión incluye una red subterránea, aún más profunda, para los gusanos de metal. Ahora los demonios se mueven rápido desde el inframundo, y salen a la superficie por la misma boca que los mortales. Desde ahí arriba cada vez cuesta más distinguir a unos de otros.

viernes, 16 de agosto de 2019

Indeleble





El amor, como un corazón grabado en el tronco de un árbol, se transforma con el paso del tiempo. Su imagen se difumina, se agrieta, e incluso supura si se trabajó en profundidad. Jamás desaparece y, curiosamente, siempre deja cicatriz.

jueves, 15 de agosto de 2019

PH neutro





La Tierra estuvo estremeciéndose durante mucho tiempo, las tormentas eran cada vez más poderosas, y los humanos no dejaban de buscar respuestas. Pero nadie se hizo las preguntas adecuadas. Cuando llegó la lluvia ácida, solo habían sido capaces de fabricar paraguas para gente básica.

miércoles, 14 de agosto de 2019

Nuestro tiempo inventado o la vida que fuimos perdiendo





El estampido de un beso rebotando en un segundo.
Sexo del bueno en la hora más feliz.
Un día de palabras y miradas.
Siete amaneceres azules.
Un mes de ausencia.
Otro año sin ti.
Espejismo.

martes, 13 de agosto de 2019

Mestizaje




Fue campana de bronce en lo alto de una espadaña, y cañón pirata surcando océanos. Caldero de latón de una bruja, y cerradura de mil puertas intrigantes. Pero apeló a su antigüedad y exigió volver a ser puro. Ahora el cobre vive a oscuras, llevando una vida «corriente».


lunes, 12 de agosto de 2019

Fractura múltiple de falange media


Un diapasón que no oscila. Unas cuerdas que dejan de vibrar. Y, bajo una viga del techo, el movimiento pendular de un músico que perdió su equilibrio.

viernes, 26 de julio de 2019

Vejez




El desierto se antoja infinito cuando no tienes dónde ir. Es una manta dorada que no consigue abrigarme el alma, pero quema la planta de mis pies. Camino para que el agujero de la soledad no me arrastre a su interior, pero la duna es demasiado alta; una lengua amarilla que lame mis recuerdos y los borra sin piedad. Es agotador subir por la nada de mi memoria en dirección al sol. Esa esfera de luz que se inflama al rozarme, y ablanda mis pensamientos como una masa informe de miel. Mil abejas zumban sin cesar, preparadas para devorarlos.
Continúo el ascenso amarrada a mis últimos vestigios: los campos de trigo de mi niñez, el viejo gato romano que ronroneaba en mi regazo para arrastrar la tristeza, estas dos alianzas que hablan de amor y certezas. Solo entonces se suaviza el talud y el suelo se transforma en una playa eterna, huérfana de mar. Es solo un respiro antes de que el corazón me deje sobre la cima de esta montaña.
¿Para qué? El destino le dará la vuelta al reloj de arena de mi tiempo, y cada minúsculo grano volverá a caer sobre mí para terminar enterrándome de nuevo.

jueves, 25 de julio de 2019

Venus




Comienzan a dibujarse arrugas en la superficie del planeta que habita. Unas heridas que se han ido cerrando, y han cambiado su orografía por completo. Ahora hay pequeñas cicatrices que muestran todos los terremotos que agitaron sus entrañas. Pero cada anochecer resurge en medio de la oscuridad, mientras observo absorto su belleza. Y, abrazado a su cuerpo desnudo, le susurro que sigue siendo una diosa.