viernes, 28 de abril de 2017

El faro sin mar


En mitad del desierto, donde la arena quema los pasos y desaparecen los caminos, se alza el faro más imponente del universo. 
Los forasteros que lo encuentran en la noche se preguntan por el sentido de su luz, pues las estrellas siempre brillan con más intensidad. 
Pero los navegantes de dunas saben que el pequeño fuego encendido, allá en lo alto, permite a todo hombre llegar hasta él antes del amanecer. 
Solo entonces, la sombra que proyecta durante el día les regala un sendero seguro, protegido del sol. 

miércoles, 26 de abril de 2017

Pecado original


Cuentan que, cada tarde, el ángel guardián la observaba tomar el sol vestida de inocencia y desnuda de tentaciones. Su piel iba tostándose al calor de un astro recién estrenado, mientras su único compañero exploraba su cuerpo para apagar en ella una sed que ningún otro fruto del paraíso podía saciar.
Mas narran las lenguas bífidas que, el día que la mujer se sumergió en el éxtasis, cruzó la mirada con el arcángel.
No supo Uriel del peso de sus alas hasta que Eva le sonrió.
Y deseó que fuese suya.
Parece ser que aquel verano las manzanas maduraron pronto.

sábado, 22 de abril de 2017

Infierno musical




El primer violín de la Sinfónica no es el mismo desde que tensó su arco sobre una diosa de viento. Ahora, los acordes se tambalean por el alma de su instrumento para detenerse, como temblorosas pompas de jabón, sobre la piel de la flauta travesera. Su espíritu vibra en una fuga justo cuando ella, descarada criatura, le sonríe maliciosa. Pero es ese condenado tatuaje descendiendo por su hombro desnudo el que provoca el crescendo de sus notas y hace saltar chispas sobre las cuerdas. 
Ya es la quinta partitura medio quemada de esta semana. 
La próxima vez, prenderá en llamas.