martes, 15 de julio de 2014

El pacto







No importa cuántas veces rompas el espejo; tras los cristales rotos siempre estarás tú. El rencor dejó de ser un reflejo en tus ojos para convertirse en lo que ahora ves: pura ira.  No puedes defenderte del mundo que te aísla con una piedra; la vida es dura, y tú una ingenua.  Es tan fácil empezar a existir en este lado si lo deseas... Solo tienes que cruzar hasta mí, y dejarás de tener miedo. Una sola cosa quiero a cambio: tu alma. 

3 comentarios:

  1. María, un Viernes Creativo que plantea un dilema: aceptar la aparente felicidad del otro lado o continuar la lucha, pero en libertad. No parece sencillo, aunque sí se estudia, sí lo sea, sin alma propia no se puede vivir. Eso otra cosa.

    Un microrrelato con mucha miga.

    ¡Buen trabajo!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, María, y muy tuyo el micro.

    Ya he visto esta foto rular por Facebook, imagino que es de algún concurso en el que participas, mucha suerte si es así.

    Muac!

    ResponderEliminar
  3. Niñaaaa, ¿todavía tienes chacras en los comentarios? Hay que joerse, estoy medio cegata, no atino a la primera con los numeritos jajajajaja

    ResponderEliminar